A continuación, conoceremos por qué el embarazo puede deteriorar los dientes y algunos tips para mantener una salud bucodental adecuada durante esta etapa.

El embarazo puede deteriorar los dientes por diferentes causas:

• El ácido del vómito -que puede ser frecuente, sobre todo durante los primeros meses de embarazo- desgasta el esmalte, y es mayor el riesgo de caries y ocasiona una mayor sensibilidad dental.
• Los niveles hormonales son mayores y aumenta el riego sanguíneo en el cuerpo y produce más ácido en la boca.
• La xerostomía o comúnmente boca seca también se da durante el embarazo debido a los cambios hormonales y la toma de determinados medicamentos, como antihistamínicos.
• La gingivitis (inflamación de encías) también es muy común en el embarazo y puede deteriorar los dientes. Se debe en gran medida a los cambios vasculares y hormonales. Suele desaparecer después del parto, pero es importante tenerla bajo control para evitar el deterioro de encías y dientes.

CONSEJOS PARA CUIDAR TUS DIENTES DURANTE EL EMBARAZO

  1. Cuida tu salud bucodental con especial atención.
  2. Ten precaución con las náuseas, vómitos y el reflujo gástrico.
  3. Vigila tus encías.
  4. Evita el alcohol y el tabaco.
  5. Mantén una dieta saludable.

Consejos para cuidar tus dientes durante el embarazo

Para evitar que el embarazo deteriore los dientes es conveniente que sigas los siguientes consejos:

1. Cuida tu salud bucodental con especial atención

Cuidar la salud oral es fundamental tanto para tus dientes y encías, como para tu salud general y desarrollo del embarazo.

Las enfermedades de las encías pueden provocar un parto prematuro y bajo peso al nacer.

Además, hay la posibilidad de que la madre pase bacterias al niño por la saliva (en este sentido siempre es conveniente que no te introduzcas en la boca el chupete o cubiertos que vaya a utilizar después el recién nacido).

Por todo lo anterior es fundamental que extremes el cuidado tu boca y tomes medidas como las siguientes:
• Lávate los dientes al menos dos veces al día y usa hilo dental por las noches.
• Visita al menos una vez al dentista durante el embarazo para ver si tienes algún problema bucodental y a partir de ahí establecer con detalle el tratamiento o los cuidados que tienes que seguir.

2. Ten precaución con las náuseas, vómitos y el reflujo gástrico

Cuando las náuseas, los vómitos o el reflujo sean incontrolables, evita que pasen las horas sin cepillarte los dientes ni enjuagarte la boca adecuadamente, ya que pueden provocar caries.

3. Vigila tus encías

Hay que vigular cualquier síntoma de enfermedad periodontal, como por ejemplo el sagrado de las encías, para acudir a tu dentista lo antes posible.

4. Evita el alcohol y el tabaco

Puedes comprometer tanto la salud de tu bebé, como la tuya propia  y la de tus dientes.

5. Mantén una dieta saludable

Evita picar entre horas e intenta que los antojos sean lo más saludables posibles; y lavarte los dientes frecuentemente a lo largo del día después de cada ingesta.

 Otras entradas

Agenesia Dental: Causas, Diagnóstico y Tratamientos

Agenesia Dental: Causas, Diagnóstico y Tratamientos

Descubre todo sobre la agenesia dental, una condición congénita que impide el desarrollo de piezas dentales. Aprende sobre sus causas, métodos de diagnóstico y las mejores opciones de tratamiento, incluyendo ortodoncia, implantes dentales y prótesis. Si sospechas que puedes tener agenesia dental, ¡consulta con nuestros especialistas!

¿Qué es la Necrosis Dental?

¿Qué es la Necrosis Dental?

La necrosis pulpar o dental, es la muerte del nervio del diente. Esto ocurre como consecuencia de la aparición de una inflamación, la cual comienza en la zona coronal del tejido pulpar, y que seguirá extendiendo hasta la pulpa radicular.

Dientes conoides

Dientes conoides

Tal y como su propio nombre indica, los dientes cónicos o conoides son aquellos en forma de cono, más estrechos, que generalmente son demasiado pequeños con respecto a los demás de una misma arcada. En la mayoría de los casos es una alteración hereditaria que suele afectar a los incisivos laterales superiores.