La caries es la enfermedad bucal más dominante junto con la gingivitis. En este artículo vamos ayudar a los pacientes a prevenir la caries.

¿Qué es una caries?

La caries dental es una desmineralización de la superficie del diente causada por  bacterias (Placa bacteriana) que se adhieren a la superficie dental.

Su principal alimento son los hidratos de carbono, especialmente la sacarosa. Todo esto se da habitualmente en dientes susceptibles, como pueden ser, dientes mal colocados, fosas y fisuras muy marcadas, espacios interdentales o escasez de saliva.

A continuación, explicaremos unos sencillos consejos para intentar prevenir las caries en nuestra boca.

Consejos contra la caries

  • Tener una excelente higiene de los dientes y encías. Después de cada comida con una duración de 3 minutos en las zonas más susceptibles de aparición de caries.
  • El uso de dentífricos con flúor, ya que hay una clara evidencia del mismo para la prevención y paralización de las lesiones de caries.
  • Ante una colocación dentaria anómala, por ejemplo, muelas del juicio que puedan dañar el segundo molar o incisivos apiñados, etc.
  • Alimentación sana y equilibrada, es saludable en general para todo el organismo.

El principal alimento de las caries son los hidratos de carbono, especialmente la sacarosa.

  • Reducir la alimentación o bebidas con hidratos de carbono, especialmente sacarosa, es decir, el azúcar. Éste es el principal alimento de las bacterias.
  • En casos de medicaciones o situaciones que provoquen sequedad bucal, es recomendable el uso de enjuagues para minimizar la sequedad, ya que es un factor que ayuda a la aparición de caries.
  • En casos de alto riesgo de caries, es recomendable el uso de enjuagues con flúor.
  • Mantener una buena hidratación permitirá controlar el pH de la boca y de esa manera evitar su bajada y aumentar acidez.
  • Alcohol y tabaco nos son recomendables para ninguna parte del organismo, incluida la boca.
  • Revisiones periódicas al odontólogo. Máximo cada año y en función del riesgo de caries entre 4 y 6 meses. Esto nos hará prevenir caries o detectarlas precozmente.

Evitar las caries en los niños

En el caso de las caries en niños, es muy importante ir controlando visualmente los dientes temporales ya que se producen caries con facilidad. Es importante inculcarles el cepillado diario y la importancia del mismo para evitar caries.

En principio, a los 3 años sin pasta de dientes y posteriormente a los 6 años con una pequeña cantidad de pasta de dientes. En los niños es muy importante el control de alimentos azucarados pues en dientes temporales tienen un alto poder cariogénico. Es muy importante en niños vigilar la aparición de caries en los primeros molares definitivos, pues aparecen a los 6 años, donde el hábito higiénico está poco adquirido y pueden ocasionar la pérdida de dichos dientes, que son los más importantes para la masticación.

En conclusión, el seguimiento de los consejos anteriores mejorará claramente la aparición de caries, aunque hay que tener en cuenta que determinadas condiciones genéticas harán que a pesar de dichas precauciones pueda aparecer caries, que en cualquier caso será menos que si no las realizáramos.

 Otras entradas

Agenesia Dental: Causas, Diagnóstico y Tratamientos

Agenesia Dental: Causas, Diagnóstico y Tratamientos

Descubre todo sobre la agenesia dental, una condición congénita que impide el desarrollo de piezas dentales. Aprende sobre sus causas, métodos de diagnóstico y las mejores opciones de tratamiento, incluyendo ortodoncia, implantes dentales y prótesis. Si sospechas que puedes tener agenesia dental, ¡consulta con nuestros especialistas!

¿Qué es la Necrosis Dental?

¿Qué es la Necrosis Dental?

La necrosis pulpar o dental, es la muerte del nervio del diente. Esto ocurre como consecuencia de la aparición de una inflamación, la cual comienza en la zona coronal del tejido pulpar, y que seguirá extendiendo hasta la pulpa radicular.

Dientes conoides

Dientes conoides

Tal y como su propio nombre indica, los dientes cónicos o conoides son aquellos en forma de cono, más estrechos, que generalmente son demasiado pequeños con respecto a los demás de una misma arcada. En la mayoría de los casos es una alteración hereditaria que suele afectar a los incisivos laterales superiores.