Miedo al dentista

Written by Alba Calcerrada

agosto 10, 2022

El miedo a ir al dentista también se conoce como odontofobia. Estas personas pueden ser simplemente reacias a la idea de visitar a un dentista para una revisión o incluso para los momentos en el cual sus dientes o su boca necesitan ser tratados.

Ten en cuenta que tu miedo al dentista es normal. No hay razón para avergonzarte de tu miedo al dentista ya que muchas personas alrededor del mundo comparten esta fobia. No debe impedir que recibas el cuidado dental adecuado, lo cual puede tener efectos graves en tu salud y en tu capacidad de sociabilizarte.

¿Por qué necesitas superar el miedo?

Superar la ansiedad dental es importante y cuanto antes lo haga, mejor. La higiene dental es importante. Las visitas a tu dentista ayudarán a mantener tus dientes libres de placa que progresa hasta convertirse en sarro que, a su vez, hace que las bacterias florezcan. Estas bacterias pueden entrar al torrente sanguíneo y luego causar enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades sistémicas. Finalmente, pagas un alto precio por el miedo.

Puede que tengas miedo a alguno de los tratamientos pero no hay nada de qué preocuparse. Si tienes un diente con absceso, necesitas un tratamiento de conducto o una extracción dental. El miedo te detiene. En el proceso, la situación empeora y el absceso podría volverse séptico. Podrías perder un diente sano por ignorancia, demora y miedo.

Del mismo modo, el primer signo de enfermedad de las encías es la gingivitis. Tu dentista puede ayudarte si superas tu miedo y recibir tratamiento. De lo contrario, progresa a una enfermedad periodontal de la que es difícil deshacerse y puede provocar que los dientes se aflojen.

Tratamientos para superar el miedo al dentista

El tratamiento dependerá según de cada paciente y su fobia, por ejemplo padecer dolor, las agujas, el coste del tratamiento… Numerosos especialistas en odontología se forman y especializan para saber cómo gestionar el miedo que sienten estos pacientes.

Se pueden utilizar sedantes o agentes contra la ansiedad, como por ejemplo el óxido nitroso para tratar de rebajar la ansiedad y la tensión. Estos se suelen administrase por boca, inhalación o inyección. Si la fobia es muy grande siempre se puede optar por la anestesia general; recomendada sobre todo cuando son niños.

Es muy importante acudir a un dentista con el que se tenga confianza, para poder hablar y discutir sobre las diferentes opciones de tratamiento frente a la fobia concreta.

En definitiva, cuanto más frecuentes sean los chequeos positivos, más rápidamente podrás superar tu miedo al dentista. Recompénsate por las citas positivas. Después de una cita, recompénsate con algo que quieras o haciendo algo divertido. Esto puede ayudarte a asociar las visitas dentales con las recompensas en lugar de con el miedo.

«

En Gómez y Ortega animamos a todo el pueblo de Santiponce a realizarse una revisión de ortodoncia para evitar este tipo de problemas.

 Otras entradas

Agenesia Dental: Causas, Diagnóstico y Tratamientos

Agenesia Dental: Causas, Diagnóstico y Tratamientos

Descubre todo sobre la agenesia dental, una condición congénita que impide el desarrollo de piezas dentales. Aprende sobre sus causas, métodos de diagnóstico y las mejores opciones de tratamiento, incluyendo ortodoncia, implantes dentales y prótesis. Si sospechas que puedes tener agenesia dental, ¡consulta con nuestros especialistas!

¿Qué es la Necrosis Dental?

¿Qué es la Necrosis Dental?

La necrosis pulpar o dental, es la muerte del nervio del diente. Esto ocurre como consecuencia de la aparición de una inflamación, la cual comienza en la zona coronal del tejido pulpar, y que seguirá extendiendo hasta la pulpa radicular.

Dientes conoides

Dientes conoides

Tal y como su propio nombre indica, los dientes cónicos o conoides son aquellos en forma de cono, más estrechos, que generalmente son demasiado pequeños con respecto a los demás de una misma arcada. En la mayoría de los casos es una alteración hereditaria que suele afectar a los incisivos laterales superiores.