La piorrea es una enfermedad periodontal, que afecta mayormente a las estructuras orales. Su proceso de evolución hace que se pierdan piezas dentales si no se planifica un tratamiento de calidad con rapidez. Desde nuestra clínica dental Gómez y Ortega te vamos a explicar qué es esta enfermedad y cuáles son sus síntomas.

Ante esta patología las encías y los huesos dentales son los que reciben los principales daños. Si tienes algún síntoma de piorrea es importante que acudas a la clínica dental. En nuestras instalaciones estudiamos tu caso, con el fin de diseñar un tratamiento periodontal a medida.

Quizás conozcas la piorrea como periodontitis. El problema más grave de sufrir esta enfermedad es que no es reversible. Es decir, el daño que genera en las estructuras dentales permanecerá siempre. Por este motivo es tan importante poner solución con rapidez.

¿QUÉ PROVOCA LA PIORREA?

Esta enfermedad se expone en el periodonto a consecuencia de la acción negativa de las bacterias de la boca. De forma corriente en tu cavidad oral habitan más de 300 tipos diferentes de bacterias. Lo a menudo es que se eliminen correctamente mediante la higiene dental. Pero si esto no sucede, la placa bacteriana se calcificará dando paso al sarro dental.

El sarro solo se puede eliminar mediante una limpieza dental profesional. De ahí la importancia de acudir al dentista habitualemte. Si no eliminamos el sarro de los dientes con éxito, las bacterias calcificadas irán accediendo hacia zonas más difíciles, como debajo de las encías.

En este punto se forman las conocidas bolsas periodontales. Básicamente son un almacenamiento de bacterias a nivel subgingival (debajo de encía). Su acción va generando daños en las estructuras dentales, provocando el
deterioro del hueso que soporta tus dientes.

SÍNTOMAS DE LA PIORREA O PERIODONTITIS

  • Encías inflamadas y enrojecidas.
  • Retracción de encías.
  • Sangrado de encías.
  • Movilidad dental.
  • Sensibilidad dental.
  • Mal aliento o halitosis.
  • Molestias al masticar.
  • Presencias de abscesos dentales.
  • Aparición de espacios interdentales.

TRATAMIENTO PERIODONTAL PARA LA PIORREA

Antes de comenzar con el tratamiento es importante llevar a cabo un completo estudio periodontal. A través de un sondaje de las encías estudiamos la profundidad de las bolsas periodontales y la reabsorción del hueso que soporta a los dientes.

Con todo esto es el momento de emitir un diagnóstico clínico de calidad:

  • Prescripción de fármacos: la periodontitis es una infección bacteriana. Con el propósito de frenar la infección con éxito, es habitual planificar un tratamiento con antibióticos.
  • Curetaje dental: el curetaje dental o raspado y alisado radicular es una limpieza dental profunda, que nos permite limpiar bajo la línea de las encías, eliminado las bolsas periodontales.
  • Curetajes selectivos: el tratamiento periodontal podría conllevar algunos curetajes selectivos en dientes concretos.
  • Cirugía periodontal: no siempre es necesario realizar una intervención quirúrgica, pero existen casos en los que debemos acceder a zonas muy profundas del periodonto.

Pide cita si tienes sospechas de estar sufriendo piorrea. Cuanto antes comencemos con el tratamiento, más conservador será. Nuestro objetivo es realizar procedimientos mínimamente invasivos, que te aseguren unos dientes perfectos y cuidados.

 Otras entradas

Agenesia Dental: Causas, Diagnóstico y Tratamientos

Agenesia Dental: Causas, Diagnóstico y Tratamientos

Descubre todo sobre la agenesia dental, una condición congénita que impide el desarrollo de piezas dentales. Aprende sobre sus causas, métodos de diagnóstico y las mejores opciones de tratamiento, incluyendo ortodoncia, implantes dentales y prótesis. Si sospechas que puedes tener agenesia dental, ¡consulta con nuestros especialistas!

¿Qué es la Necrosis Dental?

¿Qué es la Necrosis Dental?

La necrosis pulpar o dental, es la muerte del nervio del diente. Esto ocurre como consecuencia de la aparición de una inflamación, la cual comienza en la zona coronal del tejido pulpar, y que seguirá extendiendo hasta la pulpa radicular.

Dientes conoides

Dientes conoides

Tal y como su propio nombre indica, los dientes cónicos o conoides son aquellos en forma de cono, más estrechos, que generalmente son demasiado pequeños con respecto a los demás de una misma arcada. En la mayoría de los casos es una alteración hereditaria que suele afectar a los incisivos laterales superiores.