Las revisiones rutinarias son fundamentales para fisfrutar de una correcta salud bucodental. Estas deben producirse cada 6 meses o como mínimo una vez al año. Si acudimos al odontólogo, podremos proteger nuestras piezas dentales y garantizar la salud bucodental de una manera más eficaz. Estas visitas son rutinarias e indoloras, generalmente. De esta manera evitaremos tratamientos más costosos y más invasivos.

Diagnóstico y tratamiento precoz

El dentista puede detectar los primeros indicios de patologías orales –caries, gingivitis, piorrea o enfermedades más graves, como el cáncer oral– gracias a estas observaciones periódicas. Este diagnóstico prematuro de la afección, permite tratarla para evitar complicaciones e intervenciones más complejas. Así como, derivar al paciente con el especialista correspondiente para comenzar el tratamiento.

Ventajas de acudir periódicamente al dentista:

  • Diagnóstico y tratamiento precoz
  • Aumentar la confianza entre paciente y profesional
  • Prevenir problemas de salud general
  • Corrección de malos hábitos
  • Dar ejemplo a tus hijos
  • Ahorro económico

Aumentar la confianza entre paciente y profesional

El tiempo influye de manera determinante en cualquier relación. Este hecho también está presente en el trato entre paciente y profesional. A medida que acudimos a la consulta con el especialista, la confianza entre ambos aumenta. Este factor ayuda al profesional a conocer la inquietudes y temores del paciente, y por lo tanto, podrá fomentar un diálogo más abierto y explicativo de los tratamientos para rebajar la ansiedad y facilitar la intervención.

Prevenir problemas de salud general

La cavidad oral es la primera barrera de protección de nuestro organismo. En nuestra boca se pueden identificar diferentes señales de enfermedades sistémicas. Además, existen diferentes patologías orales que pueden afectar a nuestra salud general. Es el caso de la periodontitis que puede incrementar el riesgo de sufrir diabetes, enfermedades cardíacas, problemas en el embarazo o afecciones respiratorias.

Corrección de malos hábitos

Algunos hábitos, incluso los que realizamos de manera inconsciente, pueden resultar perjudiciales para la salud bucal. Visitar al dentista periódicamente permite detectar estas costumbres nocivas y los daños que producen.

El uso prolongado del chupete o el biberón, la succión de dedo, la respiración bucal o la deglución atípica son algunos ejemplos de hábitos nocivos durante la infancia. Detectarlos y tratarlos de manera temprana ayuda a prevenir maloclusiones.

El bruxismo es un hábito común en la adultez que, si no se frena a tiempo, ocasiona el desgaste excesivo de los dientes y problemas en la articulación temporomandibular (ATM). Sensibilidad dental y dolores de cabeza y cuello suelen ser los síntomas que acompañan a esta dolencia.

Masticar hielo, morderse las uñas u otros objetos, comer con frecuencia dulces duros o pegajosos, cepillarse los dientes con mucha fuerza también son actividades nocivas. Además, fumar y beber de manera asidua bebidas alcohólicas o café tiene efectos perjudiciales.

Dar ejemplo a los hijos

Si los niños ven que sus padres visitan con confianza y de manera regular a su dentista, aprenderán de ello. Por lo tanto, las citas periódicas son un ejemplo para los más chicos.

Desde pequeños podrán comprender la importancia de cuidar la salud oral y el rol del odontólogo en esta tarea. Además, mejorará la aceptación del niño de las visitas al dentista y fomentará la incorporación temprana de hábitos saludables.

Ahorro económico

Las visitas periódicas al dentista permiten al paciente disfrutar de una correcta salud bucodental y conseguir un ahorro económico. Una boca sana necesita menos tratamientos odontológicos, porque las patologías orales pueden prevenirse y tratarse de manera precoz. Este hecho reduce la complejidad de la intervención y su coste.

Ya conoces las cuatro ventajas de acudir periódicamente al dentista. Ahora solo te queda pedir tu cita en Gómez y Ortega para empezar a disfrutar de una correcta salud bucodental.

 Otras entradas

Agenesia Dental: Causas, Diagnóstico y Tratamientos

Agenesia Dental: Causas, Diagnóstico y Tratamientos

Descubre todo sobre la agenesia dental, una condición congénita que impide el desarrollo de piezas dentales. Aprende sobre sus causas, métodos de diagnóstico y las mejores opciones de tratamiento, incluyendo ortodoncia, implantes dentales y prótesis. Si sospechas que puedes tener agenesia dental, ¡consulta con nuestros especialistas!

¿Qué es la Necrosis Dental?

¿Qué es la Necrosis Dental?

La necrosis pulpar o dental, es la muerte del nervio del diente. Esto ocurre como consecuencia de la aparición de una inflamación, la cual comienza en la zona coronal del tejido pulpar, y que seguirá extendiendo hasta la pulpa radicular.

Dientes conoides

Dientes conoides

Tal y como su propio nombre indica, los dientes cónicos o conoides son aquellos en forma de cono, más estrechos, que generalmente son demasiado pequeños con respecto a los demás de una misma arcada. En la mayoría de los casos es una alteración hereditaria que suele afectar a los incisivos laterales superiores.